¿En verdad los impresos son útiles para la publicidad?

Sin importar la estrategia de marketing que apliquemos, invariablemente esta tendrá una apartado fundamental para la publicidad impresa. Sus utilidad trascienden las pantallas de los dispositivos móviles y las computadoras, ya que da una inmensa ventaja: la veracidad con la que las personas perciben este medio garantiza su aceptación, lo cual redunda en beneficios sobre el posicionamiento de la marca.

Para complementar la publicidad en las redes sociales y otros medios digitales, son ideales los impresos publicitarios económicos, tales como: folletos volantes o flyers, folletos plegados (dípticos, trípticos, etc.), afiches o carteles, etiquetas autoadhesivas y pegotines personalizados.

Así mismo la producción de catálogos de óptima calidad crea el escenario perfecto para la presentación de tus productos y/o servicios. Allí los futuros clientes pueden conocer lo que vendes en tu empresa u organización; sus ventajas, precios, descripción y apariencia, entre otras cosas.

Lo realmente importante es que tu material esté pautado de forma tal que impacte a quienes toman las decisiones de compra o a las personas personas influyentes en ese aspecto, ese es el perfil del público que debes tener en mente a la hora del diseño de tu campaña. Del mismo modo, debe tomar en consideración en el área geográfica que deseas abarcar y, por supuesto, prestar mucha atención a la claridad del mensaje a comunicar.

Ventajas de los impresos publicitarios para crear un vínculo personal y tangible con el cliente

Estos pueden ir desde algo simple como una etiqueta autoadhesiva con el logotipo de tu marca, hasta productos más complejos y sofisticados como catálogos o brochures de tus productos y servicios. En pocas palabras, los artículos ideales de marketing impreso variarán según tu público objetivo, pero eso sí, una vez bien definidos estos ayudarán a desarrollar una imagen duradera para su empresa u organización.

Si bien un anuncio de redes sociales puede olvidarse rápidamente, los productos publicitarios impresos son mucho más difíciles de ignorar. Si sumamos además de eso, algunos artículos promocionales con su propia utilidad intrínseca, tendremos como resultado una proyección más efectiva de su nombre. Cada vez que alguien ve tu logotipo o el nombre de tu empresa en productos publicitarios, incluso por el rabillo del ojo, se familiarizan más con tu marca a un costo sorprendentemente bajo para vos.

Hay investigaciones que sugiere que los artículos promocionales son casi seis veces más exitosos en hacer sentir valorado al cliente, en comparación con otros medios de marketing como la web o los anuncios de prensa. Debido a que estos artículos son tangible, y las personas pueden volver a ellos una y otra vez. Eso significa que se les recuerdan constantemente los beneficios de trabajar con su empresa u organización.

Para las empresas B2B, las publicaciones impresas tienen una ventaja adicional, ya que pueden apuntalar campañas de marketing con mensajes específicos para los clientes corporativos, optimizar procesos y segmentar con éxito un nicho predeterminado.

Resumiendo, aún cuando existen importantes avances tecnológicos, la publicidad impulsada a través de impresos sigue siendo sumamente importante y eficiente. Lógicamente la presencia dentro y fuera de los espacios digitales, deben considerarse como estrategias que se complementan unas a otras y no excluyentes, esta es mejor manera de aprovechar todos los recursos e implementar una campaña de mercadeo y comunicación exitosa.

La calidad es clave

No importa cómo uses tu impresión promocional, es importante recordar que las marcas más prestigiosas siempre ponen la calidad en primer lugar.

Uno de los objetivos primordiales del uso de artículos publicitarios, es recordarle a tus clientes o posibles clientes el valor subyacente de tu empresa u organización, por lo cual es muy recomendable invertir en buenas soluciones de impresión, de forma tal que obtengas el mejor producto final por tu dinero.

Fíjate que no solo el material a imprimir sea de alta calidad, sino que la empresa a contratar tenga la capacidad técnica profesional necesaria para mostrar tu logotipo y demás elementos corporativos de tu marca de la forma correcta a tus clientes.