Por qué imprimir tu papelería corporativa

Esto es muy fácil de responder, una papelería conformada por elementos con características comunes, donde tu logotipo o identidad corporativa se muestre claramente reconocible, es imprescindible para la buena imagen de tu empresa u organización, ya que dará a tus cliente o posibles cliente la idea de orden, competitividad y seriedad.

Consejos para la elaboración de tu papelería corporativa

No dejes nada al azar, cada una de los productos impresos que la conforman comunican y deben ayudar a construir la personalidad de tu empresa u organización, por  lo que merecen ser pensadas con detenimiento. Si bien es cierto que no hay una receta infalible a la hora de crear la papelería corporativa perfecta, hay puntos claves para sea eficiente y práctica.

  • El logotipo, los colores y la tipografía, que son la base de la identidad de tu marca, deben estar presentes en cada una de las piezas a producir. En caso de que la forma de impresión seleccionada sea a un solo color, esto también deberá obedecer a unos parámetros previamente establecidos, es decir, se debe haber pensado con anterioridad en esta posibilidad, y por ende existir una versión a un color para los distintos elementos gráficos que se vayan a emplear.
  • Comienza por lo básico, que en este caso es la imprescindible tarjeta de presentación o de visita. Si tu marca, queda definida y reconocible de manera impecable en este espacio reducido ya habrás avanzado mucho, está te servirá como punto de inicio para desarrollar las otras piezas de tu papelería, las cuales lógicamente deben adaptar su diseño a su propio formato y función (correspondencia, implementos de oficina, regalos, etc.), pero todas deben conservar una coherencia visual que las ayude a reflejar el objetivo de la marca y se un buen complemento para crear una correcta imagen pública.
  • El o los colores corporativos debe ser fácilmente imprimibles, por lo que es recomendable usar una paleta CMYK, dejando sus conversiones a colores RGB únicamente para el usos en medios digitales. Si deseás usar más de un color, cuida en que combinen armoniosamente; por norma general se recomienda usar un máximo de tres. Ten presente también que sólo uno de los colores corporativos debe ser el principal, y que la función de los otros (si los hay) es la de servir como una forma de acentuar ciertos elementos o crear matices armónicas que enriquezcan la composición final de la pieza a reproducir.

Ejemplos de uso más frecuentes

Una vez definidas las características particulares con las cuales identificarás visualmente tu marca, hay que darle una aplicación eficiente y cotidiana a todo ese trabajo de planificación y creatividad.

  • Primer contacto o acercamiento (tarjetas de presentación).
  • Correspondencia corporativa (papel para cartas y sobres impresos personalizados).
  • Paquetes para cursos, talleres y seminarios (carpetas personalizadas, cuadernos, libretas, blocs de notas).
  • Toma de notas en reuniones (blocs de notas, libretas de bolsillo).
  • Regalos empresariales (agendas personalizadas, blocs, organizadores).
  • Entrega de información sobre productos y servicios (carpetas de presentación, sobres impresos).
  • Implementos de oficinas o espacios de trabajo (carpetas, organizadores, blocs, cuadernos y agendas).

Además en eventos, tales como ferias y congresos, los diversos elementos de la papelería empresarial juegan un importante papel para dar a conocer su marca a clientes e interesados, proyectado de manera positiva su fama y presencia a nivel local.